INECIP en los medios

Aceleran la discusión para los juicios por jurados en Santa Fe

Jornada de Trabajo con expertos norteamericanos encabezada por el ministro Silberstein en Casa de Gobierno. Además, estuvieron presentes los titulares del sistema penal, legisladores y funcionarios.

4 Ago 2017

Por Mario Caffaro para el Litoral

“Pronto Santa Fe tendrá juicios por jurados”, vaticinó Andrés Harfuch, vicepresidente de la Asociación Argentina de Juicios por Jurados, en un intermedio de la reunión que se realizó ayer en Casa de Gobierno para analizar la posible puesta en vigencia del sistema en la provincia. Dos expertos norteamericanos; el fiscal general, Jorge Baclini; la defensora provincial, Jaquelina Balangione; legisladores y asesores se sumaron al encuentro organizado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, cuyo titular, Ricardo Silberstein, habló en la apertura.

El Poder Ejecutivo remitió a principios de junio el mensaje para implementar el juicio por jurados siguiendo los preceptos de la Constitución Nacional y el Código Procesal Penal de la provincia. En junio del año pasado había sido el kirchnerista Leandro Busatto quien presentó un proyecto sobre la materia y en marzo de este año lo propio hizo el oficialista Ariel Bermúdez (CC- ARI).

Silberstein reconoció a El Litoral que la ley conclusional del viejo sistema penal; el nuevo código procesal penal juvenil y el juicio por jurados son los tres temas que impulsa el Poder Ejecutivo en diálogo con la Legislatura.

Ayer sumaron su opinión Shari Seldman Diamond de la Universidad Northwestern de Chicago y John Gastil, de la Universidad de Pennsylvania que están en la Argentina invitados por la Asociación de Juicios por Jurados y por el Instituto de Estudios Comparados de Ciencias Políticas y Sociales (Inecip).

Diamond es considerada una leyenda viva del jurado a nivel mundial, experta en el tema. Gastil demostró a través de encuestas a los jurados e investigaciones que una persona cuando sirve como jurado, cuando termina su servicio como jurado, es una persona que sale transformada de la sala de justicia. Se vuelve un ser más democrático, deja cierto individualismo, egoísmo y cinismo y se convierte en un ser más colectivo.

Los visitantes habían participado en la mañana en reuniones en Legislatura y el día anterior con cátedras de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario.

“Es una forma de ir acercando la sociedad civil con la justicia”, dijo Silberstein al retirarse del encuentro y dejar el diálogo entre los expertos y los santafesinos.

Sintonía fina

“Hay una decisión política tomada muy fuerte, ya no solamente en el Ejecutivo, hay bloques políticos de la oposición que están de acuerdo con el juicio por jurados. Lo más probable es que tengamos juicios por jurado pronto en la provincia de Santa Fe”, sostuvo Harfuch, quien le explicó a El Litoral que la mesa de trabajo es para anticipar lo que va a ser la discusión legislativa, “la sintonía fina de la discusión de algunos de los problemas específicos sobre jurados. Por ejemplo, si el jurado va a tener un veredicto unánime, qué delitos va a intervenir, si el jurado va a estar integrado solamente por ciudadanos, etc”.

La Asociación Argentina de Juicios por Jurado está de acuerdo con la figura que es común en las series o películas norteamericanas. “Un jurado de 12 personas, que deliberan solas, pero que están conducidas por un juez que les da instrucciones, que modera el debate, que admite las pruebas; un abogado de la defensa con el defensor y un fiscal que hacen argumentos y alegatos ante los jurados. Después los jurados se van a deliberar pero tienen que alcanzar veredicto unánime, un veredicto como el que vimos en el caso Farré, para condenar o para absolver porque eso finalmente le da una transparencia muy grande a la decisión. El jurado cuando toma la decisión vuelve a la sala y anuncia la decisión”, explicó Harfuch.

El experto reconoció que tradicionalmente hubo oposición en el propio Poder Judicial a la extensión del sistema pero que ahora ha cambiando. Cuenta la experiencia de Neuquén y de provincia de Buenos Aires donde “son los propios jueces los que están viendo los enormes beneficios que, para ellos como personas, además tienen los jurados. Por un lado los jurados le sacan una enorme presión a los jueces porque son ellos la autoridad que decide, después termina imponiendo la pena lo que no es poco, pero los que terminan decidiendo si una persona es culpable o inocente son los jurados. Esto establece una especie de alianza entre el sistema judicial y la ciudadanía que hoy no está y los jueces se empezaron a dar cuenta de eso”.

Córdoba ya tiene un sistema de jurados; Chaco y Río Negro han dictado las leyes mientras que ya están avanzadas las discusiones en Chubut y en Santa Fe. “Es casi un movimiento indetenible”, acota. La propia Constitución Nacional de 1853 previó el sistema.

“Las víctimas están pidiendo juicio por jurados. Así como hay mucha gente que desconfía del sistema judicial, las víctimas también desconfían de los sistemas judiciales, confían más en sus ciudadanos, en sus pares porque los jurados son tan seres comunes como las víctimas”, agrega.

Escuela

Destaca Harfuch que Rosario y Santa Fe tienen una escuela procesal muy importante en materia de juicios por jurado. El también es docente y trabaja fuertemente en el tema. “También tiene críticos pero puede ser que algunos sectores de la academia vean con desconfianza al sistema por jurados porque siempre han concebido al derecho de una manera elitista -a mi juicio- consideran que es una ciencia el derecho y el derecho no es una ciencia, es una cosa viva, comunitaria. Usted, yo, cualquier ciudadano tiene un sentido innato de justicia y equidad y la justicia no está reservada exclusivamente para ciertos científicos con ideas raras. El derecho es una cuestión común, es una cuestión popular y todo ciudadano que tiene el buen saber y entender posee un sistema innato de justicia y esto es exactamente lo que la ley le pide que traiga a tribunales. Por supuesto la ley se la va a impartir el juez”, concluye.

Audiencia

El gobernador Miguel Lifschitz recibió ayer a los integrantes del Tribunal Oral Federal 1 de Santa Fe. Los doctores Ivon Vella, Luciano Lauría y José María Escobar Cello explicaron al mandatario la situación que atraviesa el tribunal de alzada. Además pidieron acompañamiento de la provincia a la iniciativa para crear otro tribunal en esta capital.

Con competencia en todo el centro norte santafesino, se ve desbordado de expedientes y con un calendario apremiante de juicios. Los magistrados expusieron en distintos ámbitos institucionales la situación. Lifschitz recibió al tribunal acompañado por el ministro de Justicia, Ricardo Silberstein y el secretario de Coordinación Legal y Políticas Judiciales del Ministerio, Leandro Maiorota.

Fuente

Subir