Autor: Guillermo Nicora

Ante la evidencia que el debate sobre la justificabilidad de la prisión preventiva se ha tornado recursivo, se propone redefinir la discusión a partir de renunciar a la búsqueda de argumentos justificantes, reemplazándolos por la construcción de límites de tolerancia vinculados a la seriedad de la acusación, la necesidad y proporcionalidad de la medida en relación al proceso concreto que se pretende asegurar, y fundamentalmente, a través de la homologación de un procedimiento decisorio análogo al que se requiere para el dictado de una sentencia, esto es, adelantando al momento del dictado del auto de prisión preventiva, las condiciones de imparcialidad, contradicción y publicidad que rigen para el juicio pleno.

Descargar documento