Armas: control y desarme

Informe preliminar de Inecip sobre la incidencia de las armas de fuego en la violencia de género

22 Dic 2017

Con la presencia de expositoras internacionales, expertos/as y activistas del movimiento feminista y de la Red Argentina para el Desarme, INECIP presentó un avance del informe preliminar de la investigación sobre armas de fuego y violencia de género.

El Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales (INECIP), con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert y la adhesión del Colectivo Ni Una Menos, organizó el miércoles 6 de diciembre la jornada de trabajo “Armas de fuego y violencia de género: hacia la elaboración de un primer informe nacional sobre política de armas y perspectivas de género”.

El informe preliminar de la investigación exploratoria sobre armas de fuego y violencia de género fue elaborado por Julian Alfie, Ileana Arduino, Carola Concaro, Maria Sidonie Porterie y Aldana Romano. El documento busca abordar en nuestro país la problemática de la tenencia y uso de las armas de fuego y sus consecuencias desde una perspectiva de género. Para eso, se presenta un marco conceptual y normativo y un pre-diagnóstico de la situación referido a la tenencia y usos de las armas de fuego desde la perspectiva de género y a los efectos del uso de las armas de fuego (homicidios, femicidios, suicidios y amenazas).

Asistieron a la reunión representantes de la Dirección de Análisis Criminal (DAC) y de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) del Ministerio Público Fiscal de la Nación, asesores de diputadxs y senadorxs nacionales y legisladorxs de la Ciudad de Buenos Aires, especialistas en cuestiones de género y de violencia armada e integrantes de organizaciones de la sociedad civil como el Colectivo Ni Una Menos, la Red Argentina para el Desarme y el Centro de Estudios Legales y Sociales.

La jornada comenzó con la presentación del informe, a cargo de Sidonie Porterie y Julián Alfie, quienes destacaron en primer lugar la notable falta de información oficial sobre el tema. En ese sentido, también señalaron la lógica binaria (“hombre-mujer”) que domina las estadísticas oficiales e invisibiliza la problemática de otras identidades de género.

Pese a eso, un primer relevamiento les permitió llegar a ciertas conclusiones que dan cuenta de la influencia de las armas de fuego sobre la violencia de género. Entre otros datos, se destaca que pese al casi nulo acceso de las mujeres a las armas de fuego (el 98% de los usuarios serían hombres), ellas resultan desproporcionadamente victimizadas en forma de homicidios y femicidios. De hecho, una mujer muere al día a causa de un arma de fuego y uno de cada cuatro femicidios es cometido por ese medio. También destacaron la influencia del arma como una “extensión del control sobre las mujeres”, lo cual se refleja en la presencia del arma en el hogar como un medio de amenaza explícita o implícita. Por último, resaltaron la necesidad de que el Estado produzca información y comience a brindar respuestas a las mujeres que sufren estos tipos de violencias.

A continuación tuvo lugar el panel “Incidencia de las armas de fuego en relación con las violencias de género. Necesidad de un abordaje con perspectiva de género”, coordinado por Ileana Arduino. Allí expusieron la mexicana Maura Roldán Álvarez (investigadora del primer Observatorio Nacional de Violencia Armada y Género de México), quien contó la experiencia del Observatorio en su país; Mariela Labozzetta (Titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres del Ministerio Publico Fiscal de la Nación), que expuso los resultados de las investigaciones producidas por la UFEM y Natalia Federman (ex Directora Nacional de Derechos Humanos del Ministerio de Seguridad de la Nación), quien destacó la influencia de las armas de fuego en las situaciones de violencia de género que protagonizan los integrantes de las distintas fuerzas de seguridad.

En el último panel (“Políticas de control, desarme y perspectiva de género”), coordinado por Aldana Romano (directora de INECIP), expuso la especialista internacional Rebecca Peters, australiana y ex Directora de International Action Network on Small Arms (IANSA). Peters señaló que la ONU está comenzando a poner el eje de sus acciones sobre armas de fuego en la influencia que las mismas tienen sobre la cuestión de género, por lo que alentó al movimiento feminista y al desarmista a confluir en ese sentido. Asimismo, la reconocida activista narró diversas experiencias de programas de desarme y otro tipo de políticas de control a lo largo del mundo que permitieron reducir la violencia de género cometida con armas de fuego. Por último, destacó la importancia de la participación de las mujeres en la formulación de las políticas de seguridad, incluida la política de control de armas de fuego.

Jornada Informe Preliminar-01

En el panel participó también Martín Angerosa, investigador del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia y Ex Director del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, quien mostró la influencia de las armas de fuego sobre las tasas de mortalidad. Angerosa brindó detalles de su experiencia como director del programa de desarme, destacando la capacidad de concientización que tiene el mismo y la necesidad de incluir a la sociedad civil en las acciones de sensibilización.

Subir