INECIP en los medios

Una muerte trágica y un legado, por Canal Encuentro

El largometraje Desarme de 53 minutos, recientemente galardonado en la V DocTv Latinoamérica, recrea a través de entrevistas y archivos el asesinato de Alfredo Marcenar y la lucha de la Red Argentina para el Desarme.

6 Dic 2016

Este martes 6 de diciembre, desde las 21, podrá verse en el Canal Encuentro el documental “Desarme” que cuenta la historia de Adrián y Mónica Marcenac, quienes sufrieron el asesinato de su hijo el 6 de julio de 2006 en manos del “Tirador de Belgrano”.

Alfredo Narcenac fue asesinado en julio del 2006 por Martín Ríos, más conocido como el “Tirador de Belgrano”. Luego de su detención se descubrió que Ríos ya había disparado en la misma zona en tres oportunidades y que contaba con la autorización del Registro Nacional de Armas (RENAR), a pesar de que el certificado médico recalcaba que debía hacerse nuevos estudios psicológicos. El 22 de abril de 2016 Ríos fue absuelto definitivamente y declarado inimputable.

Movilizados por la pérdida de su hijo, Adrian y Mónica se sumaron a la Red Argentina para el Desarme, creada en 2004 e impulsada por el primer plan de desarme de Sudamérica, realizado en Mendoza años antes. En diciembre de 2006 el Congreso votó el Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas, una iniciativa que solamente se había puesto en práctica en esta provincia y que sus impulsores venían bregando para trasladar a escala nacional, aun cuando ya habían logrado presentarla, por ejemplo, ante las Naciones Unidas en 2001. En el marco del plan argentino, finalmente, más de 170.000 armas salieron de circulación y se destruyeran más de 300.000.

Las organizaciones y padres de víctimas, expertos e interesados en la problemática, colaboraron en el proceso que culminó en octubre del 2015 con la sanción de la ley de creación de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC), quitándole a los fabricantes de armas el manejo económico de la entidad de registro y control. Aún así, es importante advertir que actualmente el ANMAC no funciona de acuerdo a lo previsto en la ley por falta de reglamentación.

Es destacable el rol desempeñado por Mónica y Adrián en materia educativa, tarea que realizan desde la Asociación Civil Alfredo Marcenac, creada en el año 2007. Desde allí trabajan con docentes y alumnos de distintos niveles educativos, el desarme y la solución pacífica de conflictos. Hoy más de 3.700 alumnos ya participaron de esa experiencia y se han capacitado 1.000 docentes.

El antecedente de Gaspar Gómez: “Desarmados”

En el año 2000 en Mendoza se juntaron unas 5 mil armas y alrededor de 8 mil municiones a cambio de tickets de alimentos. Todas fueron aplastadas y sirvieron como materia prima para que la escultora Eliana Molinelli ideara el monumento al Desarme en la ciudad de Mendoza. Pero el tema no se agotó ahí. Los pro y los contras del Plan Canje de Armas que esaprovincia lanzó en el 2000 fueron el motor de “Desarmados”.

Este documental del mendocino Gaspar Gómez será presentado en 2003 en el Cine Universidad. Durante 28 minutos, el cineasta hilvana las “repercusiones” de la iniciativa que luego se extendió como reguero de pólvora por el exterior hasta que en la Argentina se unieron ONGs para tomar la idea a escala nacional.

La misión de desarmar a la sociedad mendocina y separar a los niños de la cultura de los juguetes bélicos fue también recogida por organizaciones de la sociedad civil, universidades, intelectuales, legisladores, artistas, periodistas y políticos como tema de debate y acción.

“Promotores y detractores se cruzan en Desarmados en medio de la escultura que se realizó con las armas aplastadas”, es la definición que el Cine Universidad hace del documental que ya despertó el interés de México, Uruguay, Bolivia, Chile, Buenos Aires, Córdoba y de la Red Mundial del Desarme.

Según confesó el creador del plan en su momento, Gabriel Conte, jamás se esperaron desde la gestión oficial que el plan -pionero en la Argentina- pudiera convertirse en una película por el interés particular de un cineasta. El documental se proyectó en las Naciones Unidas y también en un circuito de cines de España, con el auspicio de IANSA, la Red Mundial de Desarme.

En el cortometraje, en formato de video, participaron: Gaspar Gómez (guión, producción y dirección); Fernando Veloso (sonido); Matías Rojo y Federico Jefferies (asistentes); Maxi Amué (música) y Marcelo Álvarez (material de archivo)

“Vida, nada te debo”

Otro documental que trató el tema fue el que giró alrededor de la biografía de la escultora Eliana Molinelli, que se puede ver íntegro haciendo clic aquí.

El documental sobre los Marcenac

El largometraje de 53 minutos, recientemente galardonado en la V DocTv Latinoamérica, recrea a través de entrevistas y archivos el asesinato de Alfredo Marcenar y la lucha por un cambio en las políticas públicas que llevan adelante los padres de la víctima, Mónica Bouyssede y Adrián Marcenac, a través de distintas actividades en el ámbito escolar y de organizaciones, como la fundación Alfredo Marcenac y la Red para el Desarme.

desarme07_cmyk_300

Mediante la reconstrucción del asesinato ejecutado por Martín Ríos y los juicios posteriores, el filme coloca en la pantalla la problemática en la reglamentación de armas de fuego y la situación actual del Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas, el rol del Estado, la lógica del mercado y el Ente Cooperador de los Fabricantes y Vendedores de Armas, y el financiamiento de la actual Agencia Nacional de Materiales Controlados (ex-Renar).

“Nos pareció muy interesante el trabajo de Mónica y Adrián y su militancia porque es gente común que no viene de la política ni de la abogacía. Es un matrimonio de clase media que aporta y logra transformar una sociedad”, manifestó Fernández, director y productor del filme, en charla con Télam.

Alfredo tenía 18 años cuando fue asesinado por Martín Ríos, bautizado como el “tirador serial de Belgrano”, quien además de haber sido hallado autor del crimen de Marcenac, fue considerado responsable de ataques a un colectivo, a una confitería y a un tren en movimiento.

Sin embargo, diez años después, Ríos fue declarado inimputable por esquizofrenia y en la actualidad se encuentra cumpliendo una medida de seguridad dentro del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza al ser considerarlo “peligroso para sí y para terceros”, pero sin registros penales.

Sobre ello, Adrián expresó que “es una falta de respeto y de consideración hacia todas las víctimas porque ese mismo tribunal fue el que lo declaró culpable en un principio”.

En tal sentido, el filme denuncia el rol del Estado y de la Justicia: “¿Por qué Ríos, que tenía antecedentes con armas, problemas psiquiátricos, ningún estudio ni trabajo, tenía un arma legal?. El Estado se la dio ¿Por qué Ríos fue declarado absuelto e inimputable? Una sociedad que acepta armas es una sociedad que esta dispuesta a matar y el Estado tiene que tener precedencias y ser regulador”, enfatizó el realizador.

En tanto, Marcenac profundizó: “el sistema judicial es anacrónico, burocrático y destructor de la víctima porque protege al delincuente y le da garantías de impunidad como a este asesino. Es parte de un sistema corrupto. La víctima debe tener voz y voto en todas las instancias”.

Es por ese motivo que esta obra audiovisual cobra una gran dimensión ya que “permite resaltar y poner la problemática en la agenda. Vemos que en los medios solo muestran la punta del iceberg pero lo que no se ve es lo más trágico, las cuestiones sociales. Muchos asesinatos tienen que ver con discusiones que terminan en tragedia por la presencia de un arma y eso es lo que no se transmite por televisión. Estamos viviendo en un país sin guerra civil pero nos estamos matando igual”, se explayó Adrián.

Fueron 30.000 las personas asesinadas durante los últimos diez años a causa de un arma de fuego, un saldo de ocho o nueve personas por día y aproximadamente 35 heridos, pero sólo entre un 15 y 20% de los casos con finales trágicos están relacionados a los asaltos a mano armada.

“Oficialmente se habla de 2 millones de armas legales registradas y otro tanto no registradas, armas viejas fabricadas en la década del 60 cuando ni existía el Renar, que siguen pasándose de generación en generación. Las estadísticas que manejan los organismos arrojan que una de cada diez personas tiene un arma en su casa”, informó Fernández.

Según el director el documental “Desarme”, uno de los 17 trabajos ganadores de la quinta edición del certamen DocTV Latinoamérica bajo la consigna de “Felicidad”, es “un trabajo periodístico y con un eje duro” cuyo concepto de felicidad se entiende de una manera “colectiva. No es algo individual ni superfluo, se trata de la construcción colectiva de la felicidad y de la paz”.

Además de participar activamente de la Red Argentina para el Desarme, organización que se formó en 2004 a partir de la masacre escolar de Carmen de Patagones, y que permitió junto con el plan de Entrega Voluntaria que salieran de circulación más de 170.000 armas, Mónica desarrolla programas educativos para la construcción de la paz y la resolución pacífica de conflictos sociales en escuelas de Necochea.

A ocho años del comienzo del proyecto, Adrián subrayó que “si es sostenido y llevado adelante con seriedad, hay grandes esperanzas porque los chicos son más permeables a los cambios. Trabajamos con la paz directa con nuestros semejantes y sobre la resolución de los conflictos del día a día”, además de haber logrado la Diplomatura Superior de Educación para la Paz y el Abordaje de la Conflictividad Social, que se dictó hasta el año pasado en la Universidad Nacional del Centro y de la que se espera una renovación.

Ver trailer del documental

Subir