Armas: control y desarme

Carta de Adrián Marcenac al presidente Mauricio Macri

11 May 2017

Sr. PRESIDENTE DE LA NACIÓN
Ing. MAURICIO MACRI

Ref: SOLICITAR LA RENUNCIA INMEDIATA DE TODOS LOS DIRECTORES DE LA ANMAC

De mi consideración:
Sr. Presidente, las irregularidades ocurridas en la Agencia Nacional de Materiales Controlados – ANMAC (ex RENAR), denunciadas por la Red Argentina para el Desarme en la Carta Abierta publicada el día 5 del corriente mes, bajo el título “Arsenal prohibido en supermercado Coto: Graves irregularidades de la ANMac (ex RENAR)” son de tal magnitud, que exigen el apartamiento de todos los directores del organismo y el inicio de las actuaciones penales pertinentes.
No represento a ningún partido político ni defiendo intereses de nadie. Sólo me guía el dolor y la indignación que siento como padre, al constatar las mismas negligencias y corruptelas en el organismo del Estado encargado del control de armas, que permitieron que mi hijo fuera asesinado hace casi 11 años. No hemos avanzado nada. Al respecto señalo dos cuestiones que prueban el desmanejo actual de la ANMAC:

– Las irregularidades ocurridas ante el hallazgo de gran cantidad de armas y municiones en un depósito de Coto, muchas de ellas pertenecientes a la Policía Federal y a Prefectura (ver detalle del arsenal encontrado). Las autoridades de la ANMAC trataron de ocultar este hecho, inclusive permitieron que se alteraran algunas de las armas encontradas pretendiendo minimizar la responsabilidad de los propietarios del Supermercado.

Los funcionarios del organismo no sólo obstaculizaron la justicia, sino que incumplieron el artículo 4 de la ley 27.192 de creación de la ANMAC, votada unánimemente por TODOS los representantes de Cambiemos. En dicho artículo se establece que es función del organismo “La colaboración en la investigación y persecución penal de los delitos relativos a las armas de fuego, municiones y explosivos, asistiendo al trabajo de organismos competentes.” No es necesario señalar que el accionar de las autoridades de la ANMAC está en las antípodas de este objetivo.

– Otra cuestión de graves consecuencias, es la unificación de los certificados psicológico y físico, requisito indispensable para obtener la credencial que autoriza la posesión de armas de fuego. Los certificados se habían logrado desdoblar después del crimen de nuestro hijo Alfredo, quien fue asesinado por un psicópata que obtuvo ese permiso firmado por un traumatólogo!. Al consecuente riesgo de que las aptitudes de una persona para poseer un arma queden únicamente bajo evaluación de un médico, se suma otra preocupante modificación. Según se publicó en el Boletín Oficial, la ANMAC le otorgó la exclusividad de emisión de este nuevo certificado psicofísico a Diest Consulting SA (empresa con serios cuestionamientos por su ineficiencia en la Pcia de BA) subiendo el costo para los usuarios a $4.500. Este valor desproporcionado hará que muchos de los poseedores de armas NO RENUEVEN su credencial, aumentando la ya muy elevada cantidad de armas de fuego fuera del control del Estado. Me pregunto, y le pregunto a Ud, ¿qué negocios oculta esta decisión?

Sr. Presidente, las políticas públicas inapropiadas sobre armas de fuego y las corruptelas e incompetencia de los funcionarios al respecto, se cobran vidas; como la de mi hijo y la vida de las 9 personas que siguen muriendo diariamente en nuestro país. Es necesario y urgente que en nombre de las víctimas arbitre Ud. las medidas que corresponden, para desarrollar una política seria sobre el control de armas que garantice la seguridad y el cuidado de los ciudadanos.

Adrián Marcenac, padre de Alfredo asesinado el 6 de julio de 2006 por un psicópata con un arma otorgada legalmente por el Estado.
Necochea, 9 de mayo de 2017

Foto: Parte del armamento secuentrado en el Supermercado Coto.

Subir