INECIP en los medios

Juicio por Jurados en Buenos Aires: más condenas que absoluciones

Cambios en la Justicia. Declararon culpables a 7 de los 13 acusados. Están integrados por 12 vecinos. Fallaron sobre homicidios, robos y un caso de abuso. El 80% de las decisiones fueron unánimes.

27 Jul 2015

Presidente Jurado

 

Por Fernando Soriano

27-7-2015

A cuatro meses de que se inaugure la participación de jurados populares en los juicios de la Provincia de Buenos Aires, la casualidad determinó que al menos los primeros 13 fallos puedan entenderse como una alegoría del símbolo de la justicia: el equilibrio. Es que entre el primer juicio, realizado en marzo en San Martín, y el último, llevado a cabo en San Isidro días atrás, los jurados decidieron siete veces que los imputados eran culpables y otras seis, que no.

Los jurados, integrados por 12 personas, hicieron frente a distintos tipos de casos: cinco homicidios, tres tentativas de asesinato, cuatro robos agravados por el uso de armas (uno de estos fue robo de auto) y un intento de abuso sexual a una menor en ciudades como Pergamino, Lomas de Zamora, Tres Arroyos, Necochea, San Isidro o La Matanza.

En cada caso fallaron de acuerdo a lo que escucharon durante el juicio, basados en las pruebas que presentaron las partes. Tal como establece el sistema, cuando hubo condenas fueron los magistrados los que establecieron la pena.

En los juicios por homicidios, en tres casos los acusados fueron declarados culpables y en otros dos, inocentes. En el primero de la historia bonaerense, realizado en San Martín entre el 10 y el 12 de marzo, el fallo de los 12 jurados –entre los que había pedicuros, jubilados y hasta un científico, todos sorteados por el número de documento– benefició a Guillermo Barros (28), acusado de haber matado a su ex cuñado Gabriel Armella (30) en 2014. Fue después de casi 2 horas de deliberación, tras la cual los integrantes tomaron una decisión unánime: la absolución. En cambio, en los juicios llevados a cabo en La Matanza y Necochea, los jurados determinaron que los acusados eran culpables.

El de Necochea es hasta ahora uno de los que implicó el castigo más duro. Dos días después de la lectura del fallo, el juez Mario Juliano le impuso 14 años de prisión a Nahuel Gandulia (23), quien baleó en julio de 2014 a Carlos Lolli (22), muerto tras nueve días de agonía.

El juicio tuvo momentos de tensión e insultos de los familiares del acusado a los de la víctima. Sin embargo, Juliano se mostró satisfecho por cómo se desarrolló la audiencia. “Estaba seguro de que el pueblo iba a resolver como correspondía. No se me cruzó por la cabeza cómo hubiera resuelto yo. Tenía la convicción de que ahí estaba el pueblo, seis mujeres, seis hombres de todas las composiciones sociales, que estuvieron durante dos horas deliberando. Es la decisión del Soberano”, comentó días después del juicio.

Desde la Asociación Argentina de Juicios por Jurados (AAJJ) detallaron que al menos durante los primeros 13 juicios, la duración promedio de las deliberaciones fue de dos horas y media. Y que en el 80% de los casos el veredicto del jurado fue unánime. “La respuesta de los jurados –y la seriedad y responsabilidad con que asumieron su servicio– fue ejemplar y conmovedora”, dijo a Clarín Andrés Harfuch, presidente de la AAJJ y jefe de los defensores oficiales en los Tribunales de San Martín.

El promedio de duración de las deliberaciones lo rompió a finales de mayo el primer juicio de esta modalidad llevado a cabo en Junín. En esa ciudad los 12 integrantes debatieron hasta la medianoche para concluir que Ariel Giménez (22) era culpable, aunque no del delito de tentativa de homicidio, la acusación que pesaba sobre él.

El jurado determinó que se lo debía declarar culpable de haberle ocasionado lesiones graves a Iván Sarrachini (35). “Al finalizar el juicio, la fiscalía me dio la instrucción para que yo le transmitiera al jurado que si entendía que no estaba en el ánimo del imputado ocasionarle la muerte, que como segunda opción lo declarara culpable de las lesiones. Esto facilitó la decisión”, explicó el juez Miguel Angel Vilaseca, quien consideró “justo” el fallo.

Una situación similar se dio en el juicio llevado a cabo el 13 de abril en Lomas de Zamora, donde Walter Fabián Acuña Prost fue hallado culpable de robo agravado por el uso de arma. Pero como no se pudo comprobar que la pistola funcionaba, el jurado determinó que el delito era menor.

Capacitación

Como parte del cambio de paradigma en la provincia de Buenos Aires, el Gobierno bonaerense anunció semanas atrás que, a partir de un convenio entre los Ministerios de Justicia y de Educación, incorporará como contenido programático la formación sobre juicio por jurados para los últimos años de los colegios secundarios de la Provincia.

Se llama “Manual Ciudadano de Juicios por Jurados”. Según explicaron fuentes del Ministerio de Justicia bonaerense, el material “aborda de manera didáctica los requisitos que todo ciudadano debe cumplir para ser jurado y cómo se seleccionan, cómo es el desarrollo de un juicio de este tipo; las funciones de cada uno de los actores en este proceso”.

El manual también describe cómo fue el desarrollo del primer Juicio por Jurados en la Provincia, realizado en marzo de este año en San Martín, y “la percepción que han tenido los ciudadanos que han participado”, precisaron las fuentes.El titular de la cartera de Justicia, Ricardo Casal, valoró que “esta es una iniciativa que apunta a formar a quienes en unos años pueden llegar a participar como jurados”.

Buscan extender el sistema a las contravenciones

El intendente de Mar del Plata, Gustavo Pulti, impulsa una amplia reforma en la normativa y el servicio de la Justicia Municipal de Faltas. Con ese objetivo, presentó un proyecto de ordenanza que propone actualizar varios aspectos de la legislación.

La iniciativa plantea la creación de más juzgados, junto a la implementación de nuevas modalidades para la administración de la Justicia Contravencional y la resolución de conflictos vecinales. El proyecto prevé dotar a la Justicia municipal de nuevas herramientas de intervención, como por ejemplo una instancia de conciliación entre personas en conflicto a causa de infracciones municipales.

Además, el proyecto de ordenanza incorpora como componente central la creación jurados populares, compuestos por vecinos, que serán convocados especialmente para que emitan un veredicto en aquellas causas que no puedan ser resueltas mediante la etapa previa de conciliación.

Fuente

SubirDo NOT follow this link or you will be banned from the site!